Ortografía: cómo y como

Como hemos visto en publicaciones anteriores, algunas palabras que usamos en español se escriben igual pero pertenecen a una u otra categoría dependiendo de si van acentuadas. En la publicación de hoy vamos a ver el caso de cómo y como. Estas palabras pueden escribirse con o sin tilde, según cuál sea su función en la oración. Como es fundamental saber cómo acentuar las palabras en español correctamente, hemos decidido ayudaros y daros algunos trucos para diferenciarlas.

  • Cómo. Puede ser:
    • Un adverbio que expresa “de qué modo” o “de qué manera”. Ejemplo: ¿Cómo se dice “hello” en español?
    • Un adverbio que sirve para expresar motivo, causa o razón. Ejemplo: ¿Cómo sigues confiando en él?
    • Un adverbio con el que expresamos sorpresa, extrañeza, admiración o disgusto. Ejemplo: ¡Cómo has crecido!

En los dos primeros casos, además, acentuamos cómo tanto si se trata de oraciones interrogativas directas o indirectas. Ejemplo: No sé cómo se dice “hello” en español. / No sabe cómo puedes seguir confiando en el.

  • Como. Puede ser:
    • Un adverbio que expresa semejanza, igualdad o equivalencia. Ejemplo: Pablo es muy alto, como su padre.
    • Un adverbio que expresa el modo o la manera en que se realiza una acción. Ejemplo: No me gusta la forma como te habla. En este caso se puede sustituir por “en el/la que”.
    • Un adverbio que expresa cantidad aproximada. Ejemplo: Había como unas 80 personas.
    • Un adverbio que expresa conformidad, correspondencia o modo. Ejemplo: Hay que poner la lavadora como dicen las instrucciones.
    • Una conjunción causal. Ejemplo: Como no venía el autobús, decidí volver a casa andando.
    • Una conjunción condicional reemplazable por “si”. Ejemplo: Como lo rompas, me comprarás otro.
    • La primera persona del singular del presente de indicativo del verbo “comer”. Ejemplo: Hoy como con mis padres.

Por lo tanto, escribiremos esta palabra sin acento en todos aquellos casos en los que no tenga función de adverbio interrogativo o exclamativo.

Hay que tener cuidado, porque en algunas ocasiones, si no usamos estas palabras correctamente, obtendremos un significado diferente al que queremos expresar:

  • No hay como dormir después de un duro día de trabajo. En este caso, queremos decir que no hay nada mejor que dormir después de terminar un día de trabajo que ha sido agotador.
  • No hay cómo dormir después de un duro día de trabajo. En este otro ejemplo, queremos decir que es imposible poder dormir después de un día de trabajo agotador por diferentes motivos: porque estamos muy activos, porque estamos estresados, etc.).

Si habéis comprendido la explicación y queréis comprobar vuestro dominio de estas palabras, os dejamos a continuación un ejercicio para practicar.

Ejercicios:

Fuente de los ejercicios: https://blog.lengua-e.com/

Infografía realizada con: http://piktochart.com/