¿Cómo lo dices? ¿Con ser o con estar?

Si has elegido la opción c, ¡enhorabuena! Has acertado.

Muchos estudiantes relacionan el uso del verbo “ser” con permanencia y el uso del verbo “estar” con temporalidad. Pero… ¿qué pasa cuando nos encontramos con frases como “está muerto” o “está cerca”? ¿Acaso estamos expresando características temporales? ¿Puede cambiar el hecho de que alguien “esté muerto” o de que “el hospital esté cerca”?

Efectivamente no, y por este motivo tenemos que olvidar esta idea: que con “ser” hacemos referencia a características permanentes y que con “estar” expresamos características temporales.

Entonces, ¿cómo se explica la diferencia entre “ser” y “estar”? Pues aprendiendo cuáles son sus usos.

  • Con el verbo “ser” definimos palabras, conceptos u objetos: Un perro es un animal doméstico. Con “ser” además, expresamos las características propias de un objeto: El perro de Carolina es tranquilo e identificamos el objeto al que nos referimos: Miko es el perro de Chiqui.
  • Con el verbo “estar” localizamos objetos en el espacio: El hospital está muy cerca y expresamos el estado en el que se encuentra algo: La puerta está abierta.

En la siguiente infografía te mostramos los diferentes usos de “ser” y “estar”. Al final, puedes practicarlos con los enlaces a los ejercicios.


¿Está clara ahora la diferencia? 😉

Ejercicios:

Fuentes de los ejercicios: https://espanol.lingolia.com/es/, http://www.todo-claro.com y https://www.aprenderespanol.org.

Infografías realizadas con http://www.piktochart.com