La expresión del día: “Empezar la casa por el tejado”

Seguimos hablando de la vivienda con el hashtag #yoquieroaprenderespañol y os traemos la expresión “empezar la casa por el tejado”. Como ya sabes, para construir una casa, se empieza por los cimientos, la base, y a partir de estos se construye el resto. No tiene ningún sentido empezar a construir una casa por el tejado.

Como has visto en la imagen, usamos esta expresión para hablar de una alteración ilógica o una incoherencia en el orden. Imagina que tienes un objetivo y unos pasos que seguir para conseguirlo, pero empiezas por el último paso, por ejemplo:

  • Alberto ya ha alquilado un piso en Málaga pero aún no sabe si le han dado el trabajo, ¡ha empezado la casa por el tejado!
  • No voy a pagar el curso hasta saber si tengo plaza, eso sería como empezar la casa por el tejado y perdería el dinero.

Otras expresiones en las que se usan partes de la casa son:

  • Tirar la casa por la ventana. Derrochar dinero: A la boda van más de 300 invitados, van a tirar la casa por la ventana.
  • Tirar piedras sobre el propio tejado. Comportarse contra los intereses propios: No puedes decirle a tu jefe que simpre llega tarde, es como tirar piedras sobre tu propio tejado.
  • Dar con la puerta en las narices. Rechazar de manera brusca o maleducada: Le dije a Marcos que me ayudara con la mudanza y me dio con la puerta en las narices.
  • Tener la sartén por el mango. Tener el control en una situación: Si los niños se portan mal, no les dejaré ir a la excursión. Tengo la sartén por el mango.
  • Pegársele las sábanas a alguien. Quedarse dormido: ¡Lo siento por llegar tarde! Se me han pegado las sábanas.
  • Írsele la olla o la pinza a alguien. Distraerse, decir o hacer tonterías u olvidar algo. ¿Qué has dicho? Perdona, se me ha ido la olla/la pinza pensando en otras cosas.
  • Pagar los platos rotos. Ser acusado de algo sin ser culpable: Si lo ha hecho Andrés, no te enfades conmigo, sino con él. Yo no voy a pagar los platos rotos por algo que no he hecho.
  • Estar como una regadera. Estar loco/a o hacer cosas que no tienen lógica. ¿Pero cómo le hablas así a tu jefe? Estás como una regadera.

¿Conoces la canción de Fito y Fitipaldis que tiene por título la expresión de hoy? Os dejamos el vídeo y la letra para que pongáis un poco de música a vuestra semana.

La casa por el tejado – Fito y Fitipaldis

Ahora sí, parece que ya empiezo a entender

las cosas importantes aquí

son las que están detrás de la piel.

Y todo lo demás….

empieza donde acaban mis pies

después de mucho tiempo aprendí

que hay cosas que mejor no aprender.

El colegio poco me enseñó,

si es por esos libros nunca aprendo a

coger el cielo con las manos

a reír y a llorar lo que te canto

a coser mi alma rota

a perder el miedo a quedar como un idiota

y a empezar la casa por el tejado

a poder dormir cuando tú no estás a mi lado.

Menos mal que fui un poco granuja,

todo lo que sé me lo enseñó una bruja.

Ruinas…. ¿no ves que por dentro estoy en ruinas?

Mi cigarro va quemando el tiempo,

tiempo que se convirtió en cenizas.

¡Raro! No digo diferente, digo raro.

Ya no sé si el mundo está al revés

o soy yo el que está cabeza abajo.

El colegio poco me enseñó,

si es por el maestro nunca aprendo a

coger el cielo con las manos…

 

Infografía realizada con http://www.piktochart.com/.